¿Cómo funciona Parlam?

Una nueva forma de gestionar tus traducciones
y trabajar con tus traductores

1

Encuentra



Accede a nuestra Comunidad de traductores y, a través de un buscador, encuentra aquellos que más se ajusten a los idiomas y la especialidad de los documentos que desees traducir.

Visualiza la ficha completa de cada traductor, con su experiencia, certificaciones y comentarios de otros clientes.

Contacta con el traductor que prefieras y pregúntale todo lo que necesites. Para trabajar con él, solo debes marcarlo como ‘Proveedor activo’. A partir de ese momento, estará disponible en tu cartera de traductores para enviarle futuros trabajos.

2

Crea



Un asistente te ayuda a crear un proyecto de traducción paso a paso, introduciendo todos los datos, como el título y descripción del proyecto, fecha de entrega deseada y los archivos que desees traducir.

También te permite agregar comentarios para el traductor, así como archivos de referencia que consideres importantes para entender el contexto del proyecto.

3

Trabaja



Parlam divide tu proyecto en tareas, una por cada idioma destino que hayas elegido. De modo que, si lo deseas, puedes asignar un idioma distinto a cada traductor. Es decir, en Parlam cada idioma tiene un contrato asociado entre ti y el traductor elegido. Estos son los pasos a seguir:

Asignar el idioma. Una vez creado tu proyecto, un asistente te permite asignar cada idioma al traductor elegido. En ese momento, el traductor tendrá acceso a tus archivos y recibirá una petición para enviarte una oferta.

Tus proyectos y los archivos asociados solo son visibles por el traductor a quien hayas asignado el proyecto. Parlam no permite que nadie más vea o acceda a tus archivos sin que tú lo hayas consentido en el paso de ‘Asignación de idioma’.

Aceptar la oferta del traductor. Recibes la oferta del traductor y puedes elegir si ‘Reclamar’ un ajuste de precio, ‘Descartar’ la oferta para elegir a otro traductor o ‘Aceptar’ la oferta.

Cuando aceptas la oferta del traductor debes proveer los fondos para pagarla. De este modo, el traductor tiene la garantía de cobro/pago cuando entregue el trabajo.

Aceptar la traducción. En este momento se crea el contrato y empieza el proceso de traducción. El traductor te entrega los archivos traducidos, de los que puedes solicitar tantas revisiones como consideres: El traductor recibe tus instrucciones y realiza los cambios indicados. Cuando estés satisfecho, aceptas la traducción. El contrato se considerará cerrado y el traductor recibe su pago.

Valorar al traductor. A la vez que aceptas la traducción, puedes realizar una valoración del trabajo y, si lo deseas, una reseña para mejorar la reputación de tu traductor.

Felicidades, ya has completado un proyecto de traducción en Parlam.

4

Paga



Parlam cuenta con el soporte de la plataforma Stripe para gestionar los pagos seguros entre clientes y proveedores.

Parlam se encarga de recibir los fondos para el pago de la traducción cuando el cliente acepta la oferta del traductor. De este modo, garantizamos que el traductor será pagado por sus servicios.

Parlam se encarga de pagar al traductor por sus servicios en el momento que el cliente confirma que está satisfecho del trabajo recibido. De este modo, garantizamos que el cliente recibe un servicio con la calidad esperada.

Seguridad y garantía en todo momento

Parlam se encarga de proteger tanto al cliente como al proveedor ofreciendo un canal de pago seguro.

Seguridad: Parlam utiliza la plataforma Stripe para realizar todos sus pagos y cobros de forma segura.

Pagos por trabajo: La unidad de trabajo en Parlam es el Par de idiomas. En el momento de aceptar una oferta, el cliente proveerá fondos para el pago. En el momento en que se entrega y acepta la traducción Parlam hace el pago al traductor.

Resolución de disputas: Si nunca se da un conflicto entre las dos partes, Parlam ofrece mecanismos para gestionar y solucionarlo.

¿Cómo funciona el flujo de un proyecto?

Preguntas Frecuentes

En primer lugar, descubrirás una plataforma hecha a medida para gestionar todo lo relacionado con tus traductores, encontrar y conocer a traductores, pedirles trabajos, estar en continuo contacto con ellos a través del chat, y pagarlos de forma segura.

En segundo lugar, Parlam va a cambiar tu forma de ver a tus proveedores de traducción. Podrás contactar a tantos traductores como desees. De hecho, te recomendamos que trabajes mínimo con un traductor local para cada idioma de trabajo.

Por último, Parlam te va a permitir pagar a un proveedor remoto de forma fácil y segura. Y, además, Parlam es una herramienta gratuita para ti en su versión básica, cuya funcionalidad cumple con las necesidades de la mayoría de pequeños y medianos negocios.

Parlam es un producto gratuito para el Cliente. Únicamente en el momento de la provisión de fondos para pagar la traducción habrá un cargo del 2% en concepto de comisión de la pasarela de pago seguro por internet.

Parlam Enterprise es un producto enfocado a grandes organizaciones. Si estás interesado en recibir una propuesta, contacta con nosotros. De todos modos, ya puedes crearte una cuenta gratuita y empezar a familiarizarte con el entorno de Parlam.

Nuestra recomendación es que crees una cuenta gratuita y empieces a utilizar la herramienta. Parlam es un producto que te permite subir y bajar de plan de suscripción sin perder ningún dato. Mira la lista de funcionalidades donde se detallan todos los aspectos del producto y familiarízate con el entorno. Y por supuesto, no dudes en contactar con nosotros para comentarnos tu caso y poder asesorarte.

Parlam tiene un apartado para la gestión de tus proveedores. Al acceder, podrás crear tantos proveedores como desees. Para agregar un proveedor tienes las siguientes opciones:

- Buscar en la extensa comunidad de traductores, donde podrás filtrar hasta encontrar a tu proveedor deseado, contactar con él, intercambiar impresiones y conectarte con él para trabajar.

- Invitar a tus proveedores habituales y a partir de este momento seguiréis trabajando juntos en Parlam.

- Agregar directamente el identificador de proveedor: Cuando tu proveedor ya se encuentra en la comunidad, puede darte su Id de Parlam para que lo agregues directamente.

En Parlam insistimos en que la reputación de un proveedor tiene que ser adquirida por méritos propios y no por el hecho de pagar una suscripción adicional.

Cuando consultes un perfil de proveedor en la comunidad de Parlam, verás su media de valoración en estrellas, la cantidad de trabajos que ha realizado en Parlam y las opiniones de otros clientes como tú. Del mismo modo, si estás contento con el trabajo de un traductor, te animamos a que le agregues una buena recomendación.

Una vez en Parlam, verás una sección de proyectos. Es el momento de crear tu primer proyecto. Un asistente te guiará por 4 sencillos pasos donde le pondrás un nombre el proyecto, una descripción, idioma origen e idiomas destino, y cargarás los archivos para traducir, así como notas o archivos de referencia para el traductor.

Tras crear un proyecto, es el momento de asignarlo a uno o más proveedores. Un proyecto puede tener varios idiomas destino, y posiblemente tendrás varios traductores para esos idiomas. A través de un asistente, Parlam te va a permitir asignar cada idioma del proyecto a un proveedor distinto.

En ese momento, el proveedor recibirá tu petición y te preparará una oferta que deberás aprobar o rechazar.

Sí, puedes responder a su oferta con comentarios, y a partir de ese momento, tu proveedor podrá rectificar la oferta y volver a enviártela. Este proceso se puede repetir tantas veces como se requiera. Finalmente, podrás aceptar la oferta final, o cancelar la asignación y pedirle presupuesto a otro proveedor.

En el momento en que aceptas la oferta, el proveedor ya puede ponerse en marcha, pero no estará protegido hasta que tú hagas una provisión de fondos para pagar esa traducción. El proveedor sabrá cuando has hecho esa provisión, así que será él quien decida empezar a trabajar con tu traducción antes o después de tu provisión. Te recomendamos hacer la provisión de fondos en el momento de aceptar su oferta.

Sin embargo, el traductor no habrá recibido ningún dinero. Parlam actúa de árbitro, y no pagará al traductor hasta que tú hayas confirmado que el trabajo está entregado y aceptado.

Cuando el proveedor entregue el trabajo, recibirás una notificación y se te habrá creado una nueva tarea pidiendo que revises la traducción, ya que una traducción no se considera completa y no se pagará al proveedor, hasta que tú des el visto bueno.

Después de que el proveedor te entregue la traducción, vas a poder revisarla. Si hay cosas que no te gustan, o quieres que el traductor haga cambios, Parlam te da la opción de solicitar una revisión de la traducción al traductor. Este proceso se puede repetir tantas veces como tú consideres necesario.

En el caso de que no os pongáis de acuerdo, y consideres que la traducción es inaceptable, vas a poder abrir una disputa. En ese momento, Parlam tomará el control de la situación y tratará de resolver la disputa de la manera más adecuada. Pudiendo resolver que realmente el proveedor no ha cumplido, negándole el pago, consensuando un descuento importante de sus servicios, o exigiéndole que repita la traducción.

No. Parlam pone a tu disposición el Glosario. El Glosario es un diccionario de palabras que cada negocio se crea a su medida. En un Glosario añades términos, de los que se guardan las traducciones a diferentes idiomas.

El Glosario está disponible para que tus proveedores lo descarguen, de forma que un proveedor nuevo empieza a trabajar contigo sabiendo cómo se deben traducir ciertos términos.

En cuanto a tus guías de estilo y cualquier otra documentación, recuerda que Parlam tiene la sección ‘Documentos Públicos’, donde pondrás a disposición de tus proveedores cualquier documento que consideres de su interés.

Cuando aceptes la traducción, Parlam realizará el pago al proveedor y recibirás una factura.

Recuerda que, al aceptar la traducción, puedes agregar voluntariamente una valoración (marcando estrellas) para mejorar la reputación de tu proveedor. Él te lo agradecerá.